Los guachinches, auténtico sabor canario

Comer bien y barato… ¿puede existir un binomio más atractivo?
¡Pues estás de suerte! Hay muchos rincones escondidos de la isla que pueden ofrecerte el placer de una buena comida a un precio realmente competitivo. Hay que buscarlos en su mayoría en la cara norte de Tenerife y meterse dentro de garajes privados o en algunos patios de casas de campo. Se trata de los guachinches, el tesoro gastronómico mejor conservado de Tenerife.

HISTORIA Y TRADICIÓN LOCAL

La tradición popular cuenta que estos comercios nacieron por la necesidad de los vinicultores de vender sus excedencias directamente a los comerciantes ingleses, sin pasar por intermediarios. El guachinche de antaño, entonces, no era más que un pequeño salón sin vestir y con el piso de tierra, donde el vinicultor montaba un pequeño tenderete para amenizar la venta de su cosecha con platos típicos de la gastronomía local: tomates de la huerta aliñados, queso blanco de cabra, garbanzas con tropezones, carne fiesta y conejo. Hoy por hoy, aunque estén abiertos a todo el público y se hayan refinado con los años, los guachinches mantienen su esencia original: dar salida a la cosecha del vino, ofreciendo comida casera en un entorno rústico y familiar.

En determinadas épocas del año, entre noviembre y mayo cuando el vino se acaba, y especialmente en los municipios del norte, como Tacoronte, El Sauzal, Tegueste, La Matanza de Acentejo, La Victoria de Acentejo, Santa Úrsula y el Valle de La Orotava, podrás encontrar una oferta muy amplia de estos locales. Sólo en Santa Úrsula, un municipio de poco mas de 14.000 habitantes, hay 90 guachinches operativos cada temporada. Actualmente existe una normativa que regula la apertura de los guachinches y que les obliga a realizar la actividad por un plazo máximo de cuatro meses, a vender exclusivamente vino de cosecha propia que haya pasado los controles de calidad y a tener carnét de manipulación de alimentos. Con el paso del tiempo algunos han tenido tanto éxito que se han reconvertido en restaurantes para poder abrir todo el año, y no infringir el reglamento en vigor.

Ten en cuenta que no encontraras café ni postre, ni máquinas de tabaco o alcohol, productos de los cuales no tienen permiso de venta, pero sí un ambiente agradable, lleno de locales bebiendo vino del país y comiendo por un precio realmente barato, con todo el sabor de la historia gastronómica de Tenerife. La guinda del pastel son los domingos cuando muchos guachinches ofrecen a sus clientes deliciosos cochinillos a la braza. No pierdas la oportunidad de visitar un guachinche durante tu estancia en Tenerife, saldrás muy satisfecho de la experiencia.

CÓMO LOCALIZAR un guachinche

Aquí de bajo te dejamos un mapa con nuestros guachinches favoritos. Pero si quieres localizarlos todos, te recomendamos usar Guachapp, la aplicación perfecta para encontrar guachinces y casas de vino. Con ella podrás consultar los establecimientos más cercano, leer los comentarios de otros usuarios y valor tu mismo la experiencia y el trato recibido. Puedes descargar la versión para iPhone o para dispositivos Android.